22 dic. 2013

QuiEro



Quiero que el mundo deje de girar los días grises, quiero que sus labios no abandonen los míos, quiero que la solidaridad esté por encima de las ambiciones, quiero que tus deseos sean los nuestros, quiero que la sangre que te doy no se venda, quiero que todos los niños y todas las niñas tengan derecho a la educación, quiero que educar no valga dinero y quiero que querer sea lo normal. Quiero que esta sociedad sea solidaria y socialista. Quiero que se vayan ellos, no notros. Quiero empuñar el arma del cambio, contigo. Quiero no tener que llorar. Quiero bailar en las plazas. Quiero que mis sobrinos vayan a la universidad. Quiero darte un abrazo lleno de calor y energía. Quiero que ir al médico sea un derecho, quiero que estemos sanos, todos, todas, sean de donde sean. Quiero que investigar sea posible, porque quiero avanzar hacia el futuro sostenible. Quiero el cielo azul cada mañana y respirar profundamente. Quiero abortar, quiero ser madre, quiero que la decisión sea solo mía. Quiero música cada día en las calles de todas las ciudades. Quiero que cada paso que demos sea un paso feminista, un paso hacia un tu y yo, no hacia un mi o un tuya. Quiero que cada globo perdido se encuentre entre nubes de papel y sueños de caramelo. Quiero hacer de la camaradería el motor del mundo. Quiero sinceridad, a todas horas. Quiero escuchar un No y construir un Sí. Quiero descubrir las ciudades con los ojos del viajero, los míos y los tuyos. Quiero que nadie pueda comprar a nadie. Quiero que tu cuerpo sea tuyo. Quiero que no pases miedo, nunca, quiero darte mis brazos para protegerte. Quiero ser visceral y quiero que sientas cada gota de amor, cada gota de sufrimiento en tu piel. Quiero que la rabia llene las gargantas y las canciones  de contenido.  Quiero que la piel del otro sea un motivo de orgullo, no de persecución. Quiero darnos las manos en una cadena infinita. Quiero decir que Sí sobran los que sobran. Quiero que robar no sea tan fácil, quiero que dar sea una premisa. Quiero un barco grande para hundir el rencor. No quiero olvidar, para no repetir. Quiero que salgan de las cunetas de la memoria las historias de la verdad. Quiero que sea posible. Quiero que vivir sea un derecho, no un sacrificio. Quiero dar a cada cual según su necesidad, no según su ambición. Quiero mirarte a los ojos y verme reflejada. Quiero que el amor sea tu combustible. Quiero que el detalle sea tan grande…
 
…Y para mí, quiero fuerza para seguir construyendo felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario