Páginas

21 oct. 2015

SeGurA



Estaba tan segura de que allí no la encontraría que cerró los ojos tan fuerte como su felicidad le permitió. Tras de sí la puerta dejó un portazo de libertad; tan solo su ojo morado y verde la devolvió a la realidad. Una realidad de largo y duro futuro…por

Fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario