4 may. 2014

DesPertar

Despertar, la cama vacía…

Una nota en el salón y un número…

No habrá zumo de naranja recién exprimido, ni cruasán con mermelada para desayunar,

no habrá besos al borde de la cama,

                              ni sol tímido en la ventana.
 

Resaca de lujuria, café soluble, tic tac, tic tac…
 

Ducharse para pasar página de periódicos desgastados de mentiras que saben a fresa y huelen a prosperidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario