20 sept. 2013

...Y ahuLlaR a la Luna



Noches… días en lo que te pide el cuerpo es escapar, salir corriendo y aullar a la Luna llena en lo alto de una montaña… Pero tal vez la ciudad, los horarios del bus, la falta de trenes….te lo impiden y entonces es cuando agarro la agenda de salas y garitos, busco un grupo incognita y me adentro en lo desconocido….sola, porque sí, porque hay días que una debe dejarse llevar sola, que la música, las estrellas se metan por tu piel…y gritar, y saltar como si corriese por la ladera con la brisa del sur revolviendo los cabellos y aullarle a la Luna. Casi..como un orgasmo bien llevado…dormir el resto de la noche sabiendo que eso no te lo quita nadie…que es tuyo, tu momento para siempre…y aullarle a la Luna.


No hay comentarios:

Publicar un comentario