27 may. 2012

rEd SociAl (O refLexiOnes DominGueRas...)


Cuando hablo de red social en un contexto profesional estoy hablando del análisis profundo de la base fundamental de gran parte de lo se denomina como Capital Social. 

Durkheim fue de los primeros en analizar el entrelazado mundo de las relaciones, alianzas y estrategias que los seres humanos construimos entre nosotros para formas nuestro pequeño mundo social. Estas redes sociales son fundamentales para entender y explicar muchas de las acciones humanas y también son fundamentales a la hora de realizar y/o producir cambios en las vidas de las personas. En el contexto del Trabajo Social, tras la red familiar la red social que une un grupo o una persona y su entorno es fundamental para establecer las bases del cambio y para entender las causas y las consecuencias. He nombrado a Durkheim como uno de los predecesores de los análisis por ser mínimamente rigurosa en alguno de los términos, por hablar de lo que dicen algunos estudiosos de la historia y de las ciencias sociales. Pero lo cierto es, y pecando de reduccionista, que todo sociólogo y/o científico de lo social acaba desarrollando una teoría en la que la base es la red social y siendo mas reduccionista aun la base que relaciona las distintas redes es la dominación, en términos actuales la popularidad (o followers, friends…).

Que a dónde pretendo llegar a parar tras tanta verborrea?,  Bien, la teoría gira en torno a la falacia de las actuales redes sociales, las que se mueven por internet, La Red…cual si de un dios se tratase hemos construido un mundo paralelo a su alrededor que en ocasiones nos aliena y nos miente y nosotros nos dejamos engañar.
No, no ha sucedido aquello que en las novelas y películas futuristas del mundo despersonalizado temían que pasase cual apocalipsis, no hemos dejado de relacionarnos humanamente, de salir a las calles de hacer cosas con otras personas, de conocernos y de sentir… eso no ha pasado y,  sinceramente,  no creo que nunca llegue a pasar, no se sustituirá la libido por medicamentos como en Un Mundo Feliz y por supuesto no morirá la lectura ni aunque Fahrenheit 451 Se empeñase en hacérnoslo creer. Puede que sí que exista un Gran Hermano que todo lo ve, ese llamado Mercado, pero aún quedan resquicios de improvisación, de intimidad de espontaneidad…
No me refiero a esa falacia o a esa alineación,  me refiero a la capacidad que desarrolla esta gran mentira en hacernos creer que somos quienes no somos o incluso en construirnos otra realidad paralela a  la que vivimos y que es la importante. No digo que le pase a todo el mundo, no digo que me pase a mí, no digo que este señalando a alguno de mis múltiples amigos… solo digo que a veces hay cosas que me hacen pensar, hoy he visto que tengo 214 amigos de facebook, una de las más populares redes sociales…y ante esa cantidad no he sabido reaccionar, ya que estoy convencida de que es una gran y total mentira.
Tengo grandes amigos que he hecho gracias a la red, en parte, y grandes amigos que no tienen red (de la de internet ) y también hay en esos 214 gente con la que no he hablado nunca, con algunos me gustaría, pero no me atrevo, sí a veces hasta soy vergonzosa… otros son amigos de amigos con los que no creo que hable jamás y no sé si me apetece, otros preferiría no tenerlos de amigos, pero las composturas te obligan, y otros los que están lejos y cuantas veces quisiera tener cerca…. y entonces que conclusión puedo sacar…. ni idea, a priori ninguna, solo se trataba de escupir mis propias divagaciones, tal vez los demás podréis escupirlas aquí también…

Aunque si hay una cosa que de momento me queda clara, no voy a dejar esta red intangible, pero lo que también tengo claro es que sigo prefiriendo, y no soy mujer de clasicismos, la Red Clásica aunque solo sea porque la puedo sentir, con cada beso, cada caricia, cada abrazo, cada mirada, cada sonrisa y cada bronca, por qué no? 

Ambas redes, conclusión de mi partecita socióloga, forman hoy en día para una parte de la humanidad una gran parte del Capital Simbólico de la persona y en muchas ocasiones ambas ayudan a enriquecerlo compartiendo todo aquello que mis 214 y los otros amigos me pueden dar, lo que les puedo dar. 

Todas estas idas y venidas han tenido hoy banda sonora, aquí la dejo:


No hay comentarios:

Publicar un comentario