21 jun. 2011

Y sobre mi mEjilla...el Sol

Abrir los ojos y ser cegada por una luz que no reconozco, ¿dónde está la ventana? Un olor característico, entre familiar y extraño. Las sabanas, no son mías…de pronto una mano acaricia mi piel desnuda, un beso en la espalda, otro en la nuca un cuerpo que se acerca…calor…sudor…ritmo…voces susurrantes……y otra vez silencio, besos furtivos. Volver a abrir los ojos, una cara diferente cada noche, una ducha rápida y un beso, sin teléfono, ni llamadas, simplemente adiós…El sol vuelve a cegarme y se que a pesar de la ducha, los poros de mi piel, la luz de mis ojos, la sonrisa en mis labios…hablan de sexo…Ropa que no es de esa hora, miradas de desdén, de admiración, de envidia, de lujuria. Sin remordimientos, volver a pasar página y no dejar que nada cale, que nada pase, que nadie esté…Y sin embargo cada noche sentir con intensidad, como si fuera la primera, como si fuera la última, con la pasión impregnando todos los poros, cada centímetro de nuestros cuerpos. Los labios que se rozan, las lenguas…mirarse después, sentir piel contra piel.
Soledad tras los cristales conocidos, o tal vez no, tal vez simplemente libertad, libertad de amar cada día como quiera amar, a quien quiera amar…y tal vez mañana de otra forma, porque no? Nada es imposible.

4 comentarios:

  1. Palabras aterciopeladas y llenas de pasión por vivir como quieres vivir. Sentir para donde se quiere sentir. Amar fuera de lo común y saber que cada cuerpo sentira lentamente tú sabor impregnado a sentimientos de explosión.

    ResponderEliminar
  2. Perdón anonimo soy yo, Raúl

    ResponderEliminar
  3. Me encanta tu comentario Raúl...tan acertado ;) Gracias, Un beso. Ana.

    ResponderEliminar
  4. Irene "tu compi": di que si Ana este me ha encantado de verdad... jejeje

    ResponderEliminar